Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
Inicio » Noticias » El primer emoji del mundo data ¡del siglo XVII!

El primer emoji d...

LG
Agregar a favoritos

El primer emoji del mundo data ¡del siglo XVII!

¿Emoticones antes de la era móvil?
Todo sobre:emojisHistoria

¿Qué sería de nuestros chats sin emoticones? Sería un mundo aburrido y sin emoción, donde la felicidad sólo se demostraría diciendo “¡Oh qué alegre estoy!”; el amor gritando, “¡mi corazón está palpitando por ti!”; y la tristeza escribiendo “mi cara se ha contraído y comienza a rodar una lágrima por mi mejilla”. Sin duda que sería un mundo cursi, en donde habría que verbalizarlo todo ante el riesgo de quedarse corto en la expresión de las emociones.

Afortunadamente a alguien se le ocurrió echar mano a la iconografía japonesa y hoy existen un sinnúmero de señales que delatan la mayoría de nuestras emociones, las que usamos diariamente a través de nuestro smartphone. Pero, ¿cuándo fue la primera vez que estas figuras fueron utilizadas? Al parecer, hace bastante más tiempo del que creíamos.

¿Cuáles son los antecedentes de los emoticones?

Oficialmente, los emoticones nacieron en la década de 1990, cuando el japonés Shigetaka Kurita diseñó los primeros 176 por encargo de la empresa de Internet móvil NTT Docomo. Pero Kurita no imaginó estos 176 símbolos de la nada, sino que los tomó prestados de la cultura japonesa, particularmente de la iconografía que ya había desarrollado el manga y el kanji.

Sin embargo, hay antecedentes anteriores. Durante el siglo XIX y paralelamente a la invención del telégrafo y del Código morse, se crearon algunos símbolos para representar los conceptos de beso y abrazo, para poder saludarse y despedirse de manera más afectuosa.

Ya en el siglo XX y con el uso masivo de la letra imprenta, la secuencia de caracteres «:-)» comenzó a ser utilizada en la década de los 80s.

Una carita “feliz” en el siglo XVII

Pero hay más, al parecer el simple símbolo de carita feliz ha sido utilizado incluso antes de la invención del telégrafo, hay alguien a quién se le ocurrió representar también la idea de felicidad con estos simples trazos.

Los viejos papeles de un abogado del siglo XVII podrían albergar al primer emoticón de la historia: una carita (semi) sonriente. Los documentos de Jan Ladislaides, un abogado eslovaco, se guardan hasta el día de hoy en los Archivos Nacionales. Hace poco y buciando en ellos, Peter Brindza, jefe del archivo, encontró una misteriosa carita utilizada como sello de aprobación en un papel.

Francamente, nadie podría decir que se trata de una carita feliz, quizás es una carita un poco más erudita, seria, o incluso una boca de mujer o un hombre con bigote, pero de que es un emoticón, lo es. Al parecer y de acuerdo a Peter Brindza, el contexto del documento en que fue colocada es positivo, así que podría tratarse efectivamente de un símbolo de aprobación.

A este abogado le gustaba incluir imágenes que hicieran más livianos y entretenidos los papeleos legales, porque también se encontró dibujada entre sus documentos una mano de payaso apuntando hacia arriba. ¿El significado? Nadie lo sabe, lo único real es que Ladislaides podía a veces aburrirse entre tanto asunto legal y, de vez en cuando, divagar haciendo garabatos en sus documentos oficiales.

¿Cuál es el emoji que más usas?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad